Piedra del Peñol: ¿Exceso de turismo en 2024?

Los últimos años, conforme Colombia ha cambiado su imagen ante el mundo y ha atraído a millones de turistas a sus tierras, también ha llegado mucho turismo a la Piedra del Peñol. Esto la ha convertido en uno de los lugares más visitados del país. Sin embargo, con la llegada de tantos turistas, se han reportado varios problemas por el desorden del turismo en el lugar. Fui a visitar la Piedra y esta fue mi experiencia y lo que observé durante mi viaje a la Piedra del Peñol.

¿Cómo llegar a la Piedra del Peñol por libre?

Yo fui por cuenta propia desde la ciudad de Medellín. Desde el metro llegué a la estación Caribe en donde se ubica la terminal del Norte. Ahí busqué la vitrina que decía Guatapé y cogí un bus que costó $19 mil pesos colombianos y ya iba en camino para la piedra. Como te puedes dar cuenta, es bastante sencillo ir por cuenta propia y más barato. Aunque si decides ir por tours o excursiones hay muchas agencias que ofrecen paquetes diarios.

El bus coge la ruta del norte por la autopista Medellín-Bogotá y pasa por el pueblo de Marinilla en el camino. Es un camino de aproximadamente dos horas. Tendrás la opción de bajarte antes de llegar al pueblo de Guatapé, justo en el camino que conduce a la entrada de la piedra del peñol. Yo te recomiendo hacerlo con Civitatis si lo piensas hacer privado.

Lo puedes distinguir fácilmente porque mucha gente se baja ahí y hay unos carritos con el nombre de tuc-tuc que te llevan si no quieres caminar a la entrada de la piedra por $5000 pesos. Esto te lo recomiendo si quieres evitar el cansancio innecesario antes de subir todos los escalones de la piedra.

¿Hay exceso de turismo en la Piedra del Peñol?

Piedra del Peñol

Debo advertirte que yo fui entre semana, en un día viernes. Cuando es fin de semana, o peor aún, puente festivo, el tráfico es demasiado pesado. Un trayecto de 2 horas se vuelve en más de 4 horas o incluso más. Este es uno de los problemas que ha traído la falta de regulación del turismo en la Piedra del Peñol.

Otro reto actual que enfrentan los vecinos es el exceso de ruido por parte de helicópteros que ofrecen tours por aire, los cuales se han popularizado mucho últimamente. Además de los helicópteros, han habido denuncias de ruidos excesivos en general por fiestas en otras casas. Pero yo tengo que decir que en mi experiencia no escuché nada excesivo ese día. Seguramente por ser un día entre semana y que tuve la suerte que no había mucha gente.

Subiendo 720 escalones

Con mi entrada en mano, la cual me costó $20 mil pesos colombianos, comenzaba el ascenso de casi 720 escalones. Ya me comenzaba a arrepentir de no hacer ejercicio, pero ya estaba ahí y era la hora de poner a prueba mi condición física actual.

Lo que hace agradable la experiencia, además de ser un reto físico, es que conforme vas parando para tomar aire y descansar, empiezas a tener vistas impresionantes de la represa. Aproximadamente entre las gradas 400 y 450 está un altar con una virgen, y muchos aprovechan para pasar a rendirle culto mientras toman aire fresco.

Mi recomendación es que la mayoría puede subir la Piedra del Peñol, a no ser que tengas algún impedimento físico. De lo contrario, aunque cansa mucho si no tienes una preparación previa, no hay problema porque te puedes detener cuando quieras y continuar. Incluso vi niños y gente de tercera edad subiendo la piedra.

Llegando a la cima

Vista de arriba en la Piedra del Peñol

Y después del esfuerzo se veía la recompensa al llegar ya a la primera base, porque hay dos. Sin embargo, yo no me detuve y directo comencé a subir las escalas para la segunda base y completar todas las escalas de la piedra. Además de poder contemplar las vistas que dejan a cualquiera impresionado.

En esta segunda base es donde podrás tomar los mejores videos y fotos, ya que es el punto más alto desde donde vas a poder ver la represa completa. La represa, en mi opinión, es muy interesante porque fue hecha por el ser humano. Entonces, ver el paisaje que es una mezcla de naturaleza más una obra de ese calibre creada por el hombre es una combinación que me intriga mucho. Y es que la represa que está hoy ante tus ojos inundó, a propósito y bien planificado, un pueblo entero. 

En la primera base vas a encontrar algunas tiendas de recuerdos, comida y bebidas para refrescarse. Yo llevé un imán para nevera que me costó $12 mil pesos colombianos, y compré una botella de agua que me costó $4 mil.

En conclusión

Debo de ser honesto, y es que en mi visita a la piedra no observé en esta ocasión tanto turista. Pensé que iba a estar mucho más lleno pero mi experiencia fue más bien agradable en ese sentido. Aclaro que con esto no hago de menos las quejas de los locales sobre el turismo desmedido. Yo mismo ya tuve una mala experiencia intentando ir en un puente festivo.

¿6 horas para llegar?

Una vez intenté ir con mi familia que me estaba visitando en pleno lunes festivo, y fue lo peor. Más de 6 horas para llegar nada más al punto donde ya se ve la piedra. Esperamos porque ya se veía la piedra, pero solo esperando casi en el mismo lugar nos hicimos dos horas más. Así que mejor nos dimos la vuelta y nos fuimos. Así que sí, claramente hay un problema de falta de regulación del turismo en la zona.

A lo que me refiero con decir que mi experiencia fue agradable en esta ocasión es que, si fuera posible te recomiendo ir entre semana. Simplemente porque está mucho más vacío y tu experiencia va a ser muy agradable, sin estos problemas de turismo que hay actualmente.

Seguía bajando ya para terminar la experiencia, una experiencia que en mi opinión es obligatoria para todo el que venga a Medellín. Esto ya que está muy cerca, puede ser muy económico ir, y el lugar es simplemente espectacular.

Al salir de la piedra te vas a encontrar con que hay muchos negocios, muchas tiendas con todo lo que necesites. Además, hay una amplia oferta de restaurantes para almorzar con precios que estaban muy razonables, con almuerzos ejecutivos desde $17 mil pesos colombianos. En el parqueadero te podrás tomar las mejores fotos con la piedra del peñol de fondo.

Deja un comentario