Grutas de Lanquín: La experiencia de adentrarse en cuevas de Guatemala

Imagina que entras en unas cuevas oscuras, hay mucha agua, poca luz dada por la vela que llevas en tu mano. Hay piedras resbalosas, escaleras en espacios muy cerrados y te debes agarrar de una cuerda para avanzar. Toda una experiencia, sin duda. Esto es lo que vivirás en las grutas de Lanquín.

Las grutas de Lanquín se encuentran ubicadas en el departamento de Alta Verapaz, en Guatemala. Visitarlas hace parte, por lo general, de una visita a Semuc Champey gracias a la cercanía de ambos lugares. Aquí te dejo todos los detalles sobre como llegar, precios, lo que encontrarás y al final te cuento un poco mi experiencia.

Grutas de Lanquín
Fuente: Walter Rodriquez, CC BY 2.0 https://creativecommons.org/licenses/by/2.0, via Wikimedia Commons

¿Dónde se encuentran las Grutas de Lanquín?

Las grutas de Lanquín se ubican en el departamento de Alta Verapaz, en el pueblo del mismo nombre, Lanquín. Están aproximadamente a 5 horas de camino desde la Ciudad de Guatemala.

Precio

Entrar a las grutas de Lanquín cuesta Q20 para nacionales y Q30 para extranjeros. Esto es si no vas con un guía o un tour en grupo, lo cual es altamente recomendable. Si vas con guía o tour dependerá del tour que hayas contratado. A mi me costó Q60 por persona con guía.

¿Cómo llegar a las Grutas de Lanquín?

Para llegar desde la capital debes buscar al pueblo de Lanquín. Aquí hay tres formas de llegar: en carro, en tour con una agencia o en transporte público (muy poco recomendado).

Si vas en auto desde la capital, debes tomar la ruta hacia el Atlántico y pasar por el departamento de El Progreso. En El Progreso tomas la ruta que va hacia Salamá y Cobán. Ya en Cobán, la capital del departamento de Alta Verapaz, tomas la ruta hacia Lanquín y llegarás. Lo más fácil es contratar un plan de datos, llevar buena carga en el celular y poner Waze o Maps.

Si contratas un tour, hay dos opciones. Tour guiado de principio a fin y solamente contratar servicio de shuttle. Cualquiera de las dos opciones son buenas ya que es una agencia turística la que gestiona todo de principio a fin.

Si optas por ir en transporte público, lo que no recomiendo ni un poco, debes ir de Ciudad de Guatemala a Cobán. En Cobán salen microbuses cada 20 minutos para Lanquín directamente. Aunque suene fácil, es verdaderamente complicado y arriesgado ir en bus y por esto no lo recomiendo.

Entrada a las Grutas de Lanquín

¿Qué ver en las Grutas de Lanquín?

Las Grutas de Lanquín son un conjunto de cuevas de piedra caliza de donde nace el río Lanquín y se encuentra con el río Cahabón. El atractivo principal es entrar y recorrer las cuevas afrontando los retos que se presentan, al mismo tiempo que admiras un paisaje muy diferente y único.

En las Grutas de Lanquín vas a encontrar la morada de muchos murciélagos, y entre 5 y 6 p.m. hay un show donde los murciélagos despiertan y regalan un espectáculo increíble.

Además, admirar las formaciones rocosas es de por sí, algo por hacer. Es una experiencia a la que si vas preparado, vas a disfrutar mucho, y si no vas preparado… te llevarás una sorpresa pero es grato al final.

Mi experiencia personal en las Grutas de Lanquín

Te cuento cómo fue que yo viví personalmente la experiencia para que te hagas una idea sobre qué esperar. Yo fui ese día a Semuc Champey y en Semuc Champey contratamos un guía que nos ofreció llevarnos a las grutas por Q60 por persona. Ofreció también un tour llamado tubing que era subirse en un tubo y navegar el río, ese costaba Q70.

Nosotros con mi familia no somos los mejores nadadores y por esto decidimos hacer solo las cuevas. El guía nos llevó hacia las grutas y comenzamos el recorrido. Al comenzar el tour, el guía nos dio una vela a cada uno para alumbrar el camino. Nos pintó la cara con pintura de guerra y nos seguimos adentrando en las cuevas.

Todo el recorrido es accidentado, y es muy fácil resbalarse por lo que hay que tener cuidado. El agua comienza a subir hasta que llega el punto donde te debes agarrar de una cuerda para poder mantenerte a flote. Debes agarrar la cuerda y moverte desde ahí hasta que llegas a unas escaleras.

Grutas de Lanquín
En este momento se debía agarrar la cuerda para mantenerse a flote

No apto para claustrofóbicos

Las escaleras representaban todo un reto. Tenías que subir agarrando lo que pudieras, entre las mismas escaleras y cuerdas. Algunos espacios eran muy reducidos, tanto que tocaba literalmente arrastrarse. Me hubiese gustado poder filmar todo en video, pero lo accidentado del lugar no lo permitía.

Al continuar el recorrido te podías llegar a topar con otros grupos que iban saliendo o entrando, y esto también complicaba continuar el camino. Aun así, fue sin duda toda una experiencia. Al final salimos vivos, con un poco de pánico al inicio, ya que no estábamos mentalmente preparados. El guía nos mintió diciendo que el agua llegaba al pecho nada más, por lo que nos sorprendió mucho cuando esto no fue así.

Recomendaciones

  • Lleva zapatos antideslizantes si es posible. Las rocas pueden llegar a ser muy resbalosas, por lo que te puedes caer muy fuerte.
  • Si no sabes nadar ni un poco y te da pánico el agua, te recomiendo no hacer este tour.
  • Si eres claustrofóbico, este no es un tour que debas hacer ya que hay espacios muy reducidos.
  • No lleves celular ni cámara a menos que sea realmente resistente al agua y tengas un buen lugar para guardarlo. Lo accidentado del camino no te permite tener el celular en una mano y avanzar, por lo que existe el riesgo de que lo pierdas o de que simplemente se arruine por el agua.
  • EXIGE a tu empresa de tour o guía que te de un cobertor para la vela. La cera se va derritiendo y te empieza a caer en la mano, lo cual está muy caliente y duele. También EXIGE que te den un chaleco salvavidas si no sabes nadar y te sientes inseguro. Si no te quieren ayudar con nada de esto, recuerda que hay muchas otras empresas que sí lo harán.
  • Lleva ropa muy cómoda para ejercicio y para nadar.
  • No entres en pánico, sigue las instrucciones y mantén la calma todo el tiempo. Diviértete mucho.

Deja un comentario